Qué es el Contrasplit de acciones en la bolsa de valores

El Contrasplit Bursátil consiste en una decisión de las compañías que cotizan en bolsa según la cual, cuando se dan ciertas condiciones y de acuerdo con ciertos objetivos financieros, fusionan acciones conservando su valor o capitalización.
Específicamente, una compañía que cotiza en un mercado secundario de valores realiza una operación de Contrasplit cuando sus acciones -o algunas de ellas- han llegado a tener (por diferentes circunstancias) un precio muy bajo por unidad, y entonces se crean nuevas acciones que reemplazan, cada una de ellas, a varias de las anteriores.
Por ejemplo, si una acción antigua de una empresa que cotiza en alguna de las bolsas del mundo llega a poseer poco valor, por ejemplo 0,50 de dólar, la compañía que desea hacer contrasplit crea acciones nuevas que se canjean a razón de 10 de las antiguas por una de las nuevas, que conservan su valor, es decir, cada nueva acción resultante del contrasplit posee un valor de 5 dólares.
Esta transformación, como no supone ninguna modificación en cuanto a la capitalización de la empresa o al valor de las acciones, cumple exclusivamente el papel de facilitar las operaciones de compraventa.
En este sentido, el Contrasplit Bursátil se opone a la operación de Split, que las compañías que cotizan en bolsa pueden implementar en ocasiones cuando desean que el precio de sus acciones sea menor, por ejemplo para que puedan acceder a ella pequeños inversores, y consiste en dividir acciones, de manera que, por ejemplo si una acción tiene un valor de 500 dólares se la divide en diez acciones que tendrán cada una un costo de 50 dólares.