Qué es el "cupón" de un bono (inversión en renta fija) y qué paga un bono de este tipo

Los bonos constituyen una de las más difundidas formas de invertir en renta fija. Como es sabido, un bono es un título valor, generalmente de carácter público (el emisor es el estado) que crea derechos para su propietario: a la restitución del capital y a veces al pago de intereses.
Se denomina "cupón" al pago parcial del capital de un bono.
Como todo instrumento de deuda, tienen condiciones de otorgamiento de beneficio o rentabilidad estipuladas de antemano por el emisor, como por ejemplo la tasa de interés, que puede ser fija o también variable.
El tipo de bonos que funciona con la modalidad de tasa fija paga una suma que no varía cuyo monto está determinado desde el momento en que el instrumento de inversión es colocado en el mercado de reventa.
Los bonos que son parte de la modalidad "renta variable" pueden tener una tasa variable (un interés, por ejemplo, anual que pagan que va cambiando) de acuerdo a algún indicador, quizás de rendimiento económico, o bursátil, etc.
El valor nominal del bono se llama capital, y es el monto que quien ha invertido en el bono va a recibir cuando éste haya vencido -ya que cuentan con una fecha de vencimiento en la que el emisor se obliga a abonar lo estipulado-  y puede ser abonado en una fecha final o por partes.
En este caso, y como ocurre en los bonos cupón, estos pagos de a partes podrán tener la frecuencia de uno, tres, seis o doce meses.
El "cupón" de un bono es, cuando está pautado que el capital de pague en partes, la suma total de dinero que el propietario de este instrumento de inversión recibirá tanto de esas amortizaciones como de los correspondientes intereses.