Invertir en acciones por internet en USA ¿cómo se hace y qué alternativas existen?

Muchas personas que están aprendiendo sobre el mercado accionario y quienes tienen algún dinero para invertir se preguntan si es posible comprar acciones con perspectivas de valorización que peretenezcan a compañías norteamericanas, y sí, ello es posible, ya que las bolsas norteamericanas ofrecen la posibilidad de operar con acciones de allí a los no residentes.
Para adquirir estas acciones lo primero que hay que hacer es abrir una cuenta en un broker de bolsa, agente o sociedad bursátil autorizado de los Estados Unidos.
Naturalmente las casas corredoras de bolsa autorizadas en USA son las únicas entidades mediadoras autorizadas para realizar operaciones en nombre de inversores particulares, y además son objeto de control de parte de las autoridades, lo que se traduce en confianza para los inversionistas.
Las acciones que los brokers bursátiles negocian en nombre de los inversores pueden operarse de manera telefónica o mediante internet.
En este sentido, en Estados Unidos de América es posible invertir en bolsas de valores distintas siendo residente de otro país: la Bolsa de Nueva York, la Bolsa Tecnológica Nasdaq o NASDAQ Stock Market (que no es lo mismo que el índice bursátil y donde cotizan las acciones de Google, Apple y Microsoft, por ejemplo) y la Bolsa Americana de Manhattan o American Stock Exchange (AMEX). En las dos primeras bolsas la compra y la venta de valores es exclusivamente electrónica, mediante las operaciones que en la jerga bursátil se denominan "over-the-counter" (OTC), en tanto que en AMEX, el trading de valores accionarios se realiza de manera centralizada, contando con un dirección física en el distrito neoyorquino de Manhattan donde los brokers de bolsa y agentes bursátiles autorizados concurren para negociar mediante la modalidad "mercado de corros" los papeles accionarios.
Desde ElBursatil.com aconsejamos averiguar y asesorarse bien a la hora de elegir un broker: consultar vía mail y ver qué tipo de respuesta o asesoramiento brindan (si acaso lo hacen), buscar por foros de internet y en resultados de búsqueda en buscadores qué opiniones tienen los usuarios auténticos sobre los brokers, etc.
Una vez elegido nuestro broker intermediario, ya estamos en el umbral de ingreso al apasionante mundo de las acciones y bolsas de Estados Unidos, y el paso siguiente es abrir una cuenta con él. La apertura de una cuenta con un broker no debe asustar al futuro inversor: se trata de una operación en la que se coloca nuestro dinero en la cuenta del broker, algo parecido a cuando lo hacemos con una institución bancaria, lo que otorgará un número de cuenta y una clave de acceso.
Algunos brokers ofrecen servicios adicionales a los inversionistas particulares, que siempre es conveniente que los detallen por escrito, como provisión de información y señales del mercado, cuentas de práctica, etc. De esta manera nos evitamos "costos sorpresa" y nos informaremos provechosamente también sobre otros servicios que podrá brindar, como asesoramiento de pago, etc.
El hecho de que el corredor norteamericano de bolsa que opera con no residentes en USA esté autorizado implica además que su cuenta estará supervisada y protegida por el Security Investor Protection Corporation.
Ya casi todo está listo para que pueda invertir en acciones de Estados Unidos. Una vez autorizada su inscripción en la plataforma del broker, debe hacer un depósito del dinero que va a invertir en las acciones, con una salvedad: la inversión inicial en valores de bolsas norteamericanas no puede ser menor a US$ 2.000. De aquí en más, el éxito dependerá de tomar decisiones adecuadas.