Que es el "mercado continuo" de bolsa y como funciona el SIBE para la contratacion de acciones

mercado continuo bolsa españa
¿Qué es y cómo funciona el mercado continuo en la bolsa?
Quienes buscan invertir en acciones en España -y en cualquier bolsa del mundo- pueden hacerlo de dos maneras: a través del mercado de corros o mediante el denominado "mercado continuo".
El mercado continuo bursátil español es un sistema mediante el cual las cuatro bolsas de valores españolas se encuentran interconectadas como un único mercado bursátil, lo que permite que las acciones coticen simultáneamente en la bolsa de Madrid (cuyo índice es el IGMB, en tanto que el índice bursátil de todas las bolsas españolas es el IBEX 35), la de Bilbao, la de Barcelona y la de Valencia.
Hay que aclarar que desde 2009 ya no se opera en el parqué o Sala de Negociaciones del Palacio de la Bolsa madrileño bajo la modalidad de corros, pero existe un mercado de acciones de compañías con menor liquidez y capitalización bursátil que se denomina "Mercado Parqué" o "Corro Electrónico" que aunque no opera mediante el SIBE sí lo utiliza como plataforma de comunicación y opera bajo la denominada "Modalidad Fixing"
El mercado continuo funciona gracias al SIBE, Sistema de Interconexión Bursátil Español, que es una plataforma electrónica que posee terminales en los cuatro parqués y permite la simultaneidad de las operaciones bursátiles.
Ventajas del mercado continuo
La principal ventaja de la interconexión continua es que permite acceder a las cotizaciones de los valores en tiempo real en cualquiera de las bolsas españolas, lo que facilita el acceso a la información y permite la eliminación de las limitaciones temporales del viejo sistema del mercado de corros.
Asimismo, el mercado continuo, al ser un único sistema financiero nacional, permite centralizar las operaciones de bolsa, como la compra y venta de acciones.
El mercado continuo permite que un valor cotice al mismo tiempo en cualesquiera de los parqués de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. Es decir, actúa como una bolsa nacional única, un único mercado secundario de valores español electrónicamente comunicado, en virtud de un sistema informático que permite centralizar en tiempo real las distintas órdenes de compra y venta de valores.
Otra ventaja del mercado continuo es que la ubicación física del corredor de bolsa que ha de emitir las órdenes de compra o de venta de las acciones pierde relevancia, al poder operar desde cualquier lugar del territorio español donde se encontrare.
El mercado continuo de bolsa de España funcionó con la tecnología informática CATS (Computer Assisted Trading System), adquirida por la Bolsa de Madrid a la Bolsa de Toronto en 1989, pero en noviembre de 1995 se implementó la plataforma técnica de contratación bursátil actual, el sistema SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español), desarrollado íntegramente por la Bolsa de Madrid (BME, Bolsas y Mercados Españoles).

¿Cómo funciona el mercado continuo con el SIBE?

El Sistema de Interconexión Bursátil Español lo que hace es conectar electrónicamente las cuatro bolsas de España, y, por tanto, a todos los intermediarios bursátiles (sociedades y corredores de bolsa españoles autorizados), ofreciendo la ventaja de que ahora emiten las órdenes de compra o de venta desde las terminales del sistema que están ubicadas en los distintos parqués.
A su vez, existe una base del SIBE, una terminal central que recibe toda la información desde las terminales ubicadas en la la Bolsa de Madrid, la Bolsa de Bilbao, la Bolsa de Barcelona y la Bolsa de Velencia, en tiempo real.
El papel de la central informática del SIBE es simple y funcional: se encarga de recibir la información, las órdenes de comprar o vender acciones en tiempo real, de manera que si cuando se introduce una orden determinada hay una contrapartida en el sistema al precio propuesto, la operación se ejecuta automáticamente.
Esta es la manera como funcionan las bolsas del mundo en la actualidad, y representan una ventaja para todos los agentes del mercado bursátil, y también por supuesto para la persona que quiere invertir en bolsa.
El mercado continuo bursátil español que opera mediante el SIBE posee el beneficio adicional de que, además de facilitar la contratación bursátil continua (compraventa de acciones y títulos valores), publica en tiempo real toda la información relevante para los corredores autorizados en las terminales.
De esta manera, para cualquier broker de bolsa conocer las cotizaciones es cuestión simplemente de mirar el monitor de su computadora en cualquier momento de la sesión bursátil diaria, lo que permite agilizar toda la operatoria bursátil en el conjunto de las bolsas españolas.
La introducción de la modalidad de "mercados continuos" en las operaciones financieras, como se ve, ha significado una revolución, al permitir invertir en bolsa por internet, haciendo más universal e igualitaria la posibilidad de vender o comprar las acciones y reduciendo de este modo costos, tiempos y riesgos.