Que es la horquilla en bolsa y acciones

En los análisis de bolsa solemos encontrarnos con la expresión "horquilla", término que alude a una particularidad de las cotizaciones cuyo conocimiento es útil para aprender a invertir en acciones, y en realidad es algo muy sencillo que esperamos expresar con claridad.
La horquilla, en la bolsa, es la diferencia entre la posición de compra y la posición de venta de una acción en un momento dado.
Genéricamente, se trata de un diferencial entre el precio de compra y el precio de venta de un activo financiero cualquiera que cotiza en un mercado en cierto momento.
Muchos de nosotros hemos visto y estamos familiarizados con, por ejemplo para el caso del dólar, la manifestación de un "precio de compra" y un "precio de venta".

Vale decir que, igualmente para el caso de las acciones que cotizan en una bolsa de valores, en cierto momento para cierto valor habrá una horquilla, lo cual significa que el mercado bursátil determina, para cualquier potencial operador que desee comprar o vender que deberá aceptar el precio de compradores y vededores eventuales.
Por ejemplo, dadas las acciones de la compañía A, si su precio o posición de compra es 8,70 euros y el precio o posición de venta es de 8,75 euros, su horquilla en ese momento es de 0,05 euros.
Notemos que esto significa que los potenciales vendedores de esas acciones no las venderán por debajo de los 8,75 euros, y los compradores eventuales no adquirirán esas acciones por un valor mayor de 8,70.

¿Qué importancia tiene la horquilla para operar con acciones?
La cuestión relevante respecto de la horquilla que tiene en un cierto momento una acción que cotiza en bolsa es que se trata de un indicador acerca de la conveniencia de invertir en ese valor.
El criterio es que, cuanto menor sea la horquilla más conveniente es invertir en esas acciones (aunque, naturalmente, no es el único criterio para decidir la compra o venta de acciones), pues de ese modo el inversor puede entrar y salir del mercado, operar sobre todo en plazos no largos, con un menor costo para él.
También advirtamos que no es lo mismo una horquilla de, digamos 0,30 euros para una acción que cuesta 7 euros que para una que cuesta 35, por lo que hay que calcular cuál es la relación entre la horquilla y el valor de la acción para comparar horquillas de diferentes acciones con miras a tomar una decisión de comprar o vender esos papeles.
Conceptualmente y de hecho, la horquilla se relaciona con la liquidez de las acciones, siendo los valores más líquidos aquellos que, en términos generales, presentan menores horquillas y mayor atractivo para los traders que han decidido invertir en bolsa.