Invertir en acciones ¿Que gastos y comisiones se pagan al comprar y vender acciones?

Muchos inversores interesados en comprar acciones se preguntan cuáles son los gastos y las comisiones que deberá pagar al invertir en bolsa.
Informamos cuáles son las comisiones típicas que hay que pagar al comprar y vender acciones, según lo que cobran los distinos brokers, agentes bursátiles y sociedades de bolsa.
En primer lugar, un gasto seguro al invertir en acciones es el que deriva de cualquier operación de compra o de venta accionaria.
Las instituciones, corredores de bolsa y agencias de valores suelen cobrar una comisión mínima de compraventa de acciones que hacen conocer a los inversores, sus clientes, antes de que estos decidan invertir a través de ellos.
Cuando se opera a través de un miembro de la bolsa que no es un banco, como suele ser el caso, por ejemplo del mercado bursátil español, los gastos se amplían pues se envía una orden de compra o venta y del banco debe ir hasta un agente de bolsa autorizado para que la ejecute.
En este caso, habrá una comisión que cobra el banco y una denominada comisión de corretaje que cobra el corredor de bolsa español (en este caso) por su rol de intermediario, y que no suele ser más de un 0,5%.
Otro gasto que existe al comprar o vender acciones en la bolsa, que todo operador o inversor particular deberá pagar necesariamente es el canon bursátil que cobra la propia bolsa donde se realiza la operación.
El canon bursátil es una comisión que hay que pagarle a la bolsa por haber realizado en ella una compra o una venta de acciones, y su monto en general depende de dos factores: el total del valor operado y un porcentaje fijo.
Los cánones bursátiles son fijados por los propios parqués y ellos se encargan de dar a conocer cuánto cobran por las operaciones, y a diferencia de las comisiones bancarias y de los agentes bursátiles no varían.
Puede decirse que estos son gastos ineludible y estandarizados para todos los inversores, por lo que el futuro comprador de acciones deberá comparar las demás comisiones que sí varían antes de decidir su inversión.
Cuando se operan acciones de bolsas de otro país, los gastos y comisiones que hay que pagar aumentan, pues a los mencionados, hay que agregarles gastos que cobra un agente de bolsa local por hacer de intermediador con un agente bursátil de la bolsa extranjera.
Asimismo, otros gastos derivados de invertir en acciones internacionales o extranjeras son gastos derivados del cambio de divisas, gastos y comisiones por transferencias bancarias de fondos al exterior.
Por supuesto, que el agente, broker o sociedad de bolsa del parqué bursátil extanjero cobrará su comisión y la bolsa a la que pertenece también.
Esto no debe abrumar, y realmente hay mucha gente que invierte en acciones, incluso de otros países, sólo hay que saber contar con la información real y precisa para tomar decisiones reales y racionales y averiguar las diferentes comsiones que se cobran para evitar sorpresas.
Algunos gastos para operar con acciones son mínimos, y de acuerdo al tipo de cartera de inversión algunas sociedades y corredores de bolsas ofrecen ventajosas comisiones, aunque se aconseja siempre pedir que figure por escrito en el contrato cuáles son los gastos y comisiones que hay que pagar para operar con ellos comprando o vendiendo acciones para evitar sorpresas ante algún cambio en sus políticas de comisiones bursátiles.