Invertir en bolsa en España: caracteristicas del sistema bursátil y contratación

La bolsa de valores es un mercado financiero seguro, transparente y regulado en el que se puede invertir en vistas a ganar algún dinero, de acuerdo con la estrategia desarrollada. En el sistema bursátil de España, los mercados accionarios ofrecen a los inversores particulares diversas alternativas de inversión.

La primera información con que debe contar alguien que aspira a tomar parte de este mercado secundario de valores de España que es la bolsa es que en él se compran y se venden acciones de empresas, y que la ventaja que podrá tener esto para quien procura invertir en acciones españolas es la posibilidad de obtener ganancias a partir de las fluctuaciones de las cotizaciones y del reparto de dividendos.

La Bolsa en Españaa se halla centralizada en Bolsas y Mercados Españoles, y una particularidad del mercado ibérico es que en él también existe LATIBEX, bolsa de valores latinoamericanos que cotizan en España, lo que amplía el horizonte de posibilidades de inversión para españoles y europeos.

Es interesante poder conocer, asimismo, cómo es la regulación de la bolsa en España, algo que otorgará a cualquier inversor importante la confianza buscada al tomar una decisión financiera de la envergadura de comprar acciones en cualquiera de los mercados accionarios españoles.

Para alguien cuyo interés en participar del mercado bursátil español va más allá de la mera inversión, y busca conocer cómo ser corredor o asesor de bolsa en España, realmente existe esta alternativa, siempre que se cumpla con los requisitos formales y de conocimiento sobre como funciona el sistema de mercados de valores en territorio español.

Es de importancia en este respecto saber que para invertir en acciones en España existen dos modalidades de contratación bursátil, o sea dos medios para comprar las acciones: en forma personal en el mercado de corros, o -en una modalidad de contratación más difundida actualmente- a través de sistema electrónico bursátil SIBE. En ambos casos quienes compran y venden no son los particulares sino agentes, sociedades e instituciones bursátiles que se encuentran autorizadas y legitimadas para tal fin en las bolsas españolas.