Las acciones y el derecho recibir dividendos

acciones y dividendosUna de las maneras de ganar dinero al invertir en acciones es mediante el reparto de dividendos.

Cabe recordar que cada dueño de acciones de una compañía es también dueño de una parte de la misma, por lo que es poseedor de ciertos derechos y prerrogativas en tanto accionistas, algunos de los cuales se relacionan con las ganancias de la empresa.

Las empresas que cotizan en bolsa realizan ejercicios, por ejemplo anuales, y obtienen el denominado beneficio o ganancias obtenidos en tal periodo.

Parte del beneficio se destina para la reinversión o lo que se denomina "reserva" de la empresa, pero una parte asimismo se destina al dividendo.

¿Qué son los dividendos? El dividendo (o los dividendos) es esa parte del beneficio obtenido por una empresa que ésta decide repartir entre los dueños de sus acciones.

Cada compañía, sin embargo, puede tener diferentes reglamentaciones sobre cómo repartir dividendos entre sus accionistas, y hay que recordar que no todo los tipos de acciones de la bolsa reciben dividendos, y dentro de las que sí lo reciben, por ejemplo, en general las acciones preferentes se caracterizan porque reciben un dividendo fijo.

Pero en general, al depender del beneficio que la compañía ha obtenido, los dividendos son otra forma de apreciar por qué las acciones son un tipo de activo o producto de inversión en renta variable.

Muchas empresas, por ejemplo la mayoría de las que cotizan en bolsa en España, suelen pagar anualmente dos diferentes tipos de dividendo: el dividendo complementario y el dividendo a cuenta.

El dividendo a cuenta, como indica su nombre, es un pago realizado a los accionistas a partir de la expectativa de beneficios futuros, que se encuentra sujeto a la situación de la compañía, la proyección futura de ganancias y el monto del beneficio obtenido en el ejercicio actual.

Todas las decisiones acerca del reparto de los dividendos de una empresa que ha emitido valores que cotizan en bolsa están a cargo de su Junta General de Accionistas.

Algunas empresas, además, aprovechan los ejercicios con buenos beneficios para constituir un fondo de garantía de dividendos o cuenta de reserva de dividendo que permita hacer frente al pago de dividendos fijos cuando los ejercicios no aportan las ganancias esperadas.

Asimismo, algunas empresas deciden en ocasiones otorgar a sus accionistas dividendos extraordinarios.

Todo esto muestra que el derecho a recibir dividendos por parte de los accionistas de una compañía es otra manera de ganar dinero invirtiendo en acciones, además de la mera compra o venta.