Aumenta la caída de la bolsa de Tokio y parece no detenerse

caida bolsa de tokio 2011El martes nuevamente se experimenta una caída mayor que la baja del lunes en la bolsa de Tokio luego de la catástrofe que sacudiera a la sociedad y a la economía de Japón.

Cuando aún no está claro en riesgo radiactivo que podrá haber para la sociedad nipona, los mercados financieros -como era de esperar- responden negativamente ante un panorama que parece ser muy sombrío.

El martes la bolsa de Tokio sufrió una baja del 10% llevando al resto de las bolsas de Europa y a las bolsas de Asia a una merma en cadena.

El índice bursátil Nikkei, indicador de referencia del parquet de Tokio, sufrió una baja de 10,55% a 10.153 puntos en un martes negro para las bolsas del mundo.

A persar de que el Banco Central de Japón intenta frenar l0 que ya es una crisis financiera de envergadura global cuyo desenlace no parece vislumbrarse, por ejemplo con la reciente colocación de fondos liquidos en el mercado financiero (61.500 millones de dólares), la bolsa baja y los inversores particulares manifiestan una esperable y preocupante sensibilidad ante la incertidumbre que provocan las millonarias pérdidas de grandes empresas.

Una manifestación de la crisis en la economía nipona es la falta de electricidad en vastos sectores de la población, algo que no parece solucionarse en el corto plazo, y que afecta de modo directo a compañías que cotizan en bolsa.

Las principales bolsas de Europa operan este martes con caídas generazalizadas mayores al 5%, lo que se manifiesta en el notable descenso de los principales índices bursátiles de la Eurozona.


El índice Dax 30 de Alemania cae el día martes un 5,1%, el CAC 40 de Francia, 4,1% y el Ibex 35 de España 2,8%, mostrando de qué modo la crisis japonesa toma características de mundial afectando a los mercados bursátiles de todo el mundo.

Una manifestación de este carácter global de la crisis desatada por la naturaleza en Japón es su repercusión en el mercado financiero y bursátil de los Estados Unidos donde también se verifica una baja del 2,3% en los futuros del índice Dow Jones, algo que ya estaba entre las primeras predicciones de los analistas bursátiles luego de conocerse el desastre en Japón.