Invertir en bolsa a largo plazo o a corto plazo

Invertir en bolsa ¿a plazos cortos o a largo plazo?
El mercado bursátil –a diferencia de otros como el de divisas- es
relativamente lento, en cuanto que ofrece cierta estabilidad en los
valores, precisamente como garantía de solidez.
Esto es, las acciones más estables son las que menos fluctuaciones
sufren, a diferencia de las denominadas “chicharros” que por ser
menos sólidas, sus precios sufren grandes oscilaciones.
Pero esta estabilidad, que es una virtud de la bolsa, no significa que
haya que colocar el dinero y simplemente esperar a que las acciones
que hemos comprado suban.
Por el contrario, precisamente al aprender a analizar el mercado, la
capitalización y el volumen de operaciones para un valor y otros
indicadores más hemos de advertir que en ciertas ocasiones es
conveniente invertir a plazos cortos.
Por ello es importante no hacerse la idea de que de toma parte en el
mercado y se espera lo que el futuro depare en cuanto a precios de las
acciones, sino que por el contrario es aconsejable contar con liquidez
para poder aprovechar oportunidades de corto plazo.
Esto significa que, así como señalábamos la conveniencia de contar con
un portfolio de inversiones, de modo análogo resulta adecuado no
invertir todo el capital a largo plazo, reservando un margen de liquidez
para aprovechar ocasiones propicias para obtener algún rédito acotado,
aún con valores menores, siempre y cuando tengamos experiencia y
conocimiento y la decisión de comprar y vender en el corto plazo resulte
de un análisis objetivo y serio.
Invertir en la bolsa.