Invertir en bolsa: capitales, ahorro e inversión

Bolsa: capitales, ahorro e inversión
En la medida que la bolsa de valores es un mercado, en ella interactúan
diferentes agentes con fines económicos definidos.
Las empresas o compañías privadas que necesiten capitales pueden
buscar fondos o capitales, precisamente, acudiendo a la bolsa: en ella
las compañías venden productos financieros o activos financieros,
como típicamente acciones de la propia empresa, aunque en bolsa se
venden también otros valores como bonos, obligaciones, warrants, etc.
De este modo, las empresas se valen de la bolsa de valores como un
mercado primario (donde se realiza la primera emisión) para ampliar
su capital o vender sus acciones.
Pero si observamos el mercado de manera conversa, los inversores
tienen en la bolsa un ámbito para canalizar sus necesidades de ahorro
e inversión.
En efecto, tanto instituciones como particulares encuentran en las
bolsas de valores excelentes oportunidades para invertir con un amplio
margen de seguridad jurídica para ganar algún beneficio en el futuro.
Así, el inversor compra en los parqués productos o valores emitidos
por las empresas que cotizan, desarrollando el mercado secundario
de valores.
Esta dinámica bursátil, como puede apreciarse, facilita el flujo de
capitales en el mercado –o en una sociedad o país- canalizando las
inversiones (o el ahorro desde una perspectiva macroeconómica o
fundamental) tanto en renta fija como en renta variable en dinero
o capitales para las empresas.
Invertir en bolsa.