Indice PER, bolsa y bonos

Como funciona el índice bursátil PER en relación con los bonos y la bolsa

Para saber si un determinado índice PER es bueno para “comprar
bolsa
” como se dice en la jerga bursátil, o sea para invertir en una bolsa
determinada, o para comprar acciones de una compañía, lo que se debe hacer es,
una vez obtenido o calculado el índice, compararlo con series históricas
para la misma bolsa
(Tokio, Buenos Aires, Madrid, Londres o la bolsa
que sea) o series históricas de desempeño o performance histórica de
esa acción o valor cotizado, de las cotizaciones de las acciones de una cierta empresa en
la que tengamos interés en invertir.

Ha de quedar claro, sin embargo y a los fines del análisis de la bolsa, que
si un PER es mayor al promedio de la serie histórica, ello significa que será
más difícil de lo que era antes recuperar la inversión.

En este casos el índice es también un indicador de que no nos conviene comprar bolsa o comprar acciones específicas en este momento.

Si el índice PER es menor que el promedio histórico, es un buen indicador de que se debe invertir en bolsa, y en este caso se dice que hay un “PER de compra” o “barato”.

Pero también el índice bursátil PER se emplea para evaluar la rentabilidad
de los bonos
, a fin de poder dirimir si se va a invertir en bonos, o sea en valores de renta fija, o en la bolsa de valores. ¿De qué modo se realiza esto?
El PER para bonos se calcula de manera diferente al índice PER de la bolsa o
las acciones: al tratarse de la inversa de su tasa de interés, el PER se
calcula dividiendo 1(uno) por su tasa de interés o rentabilidad.


Si el PER de los bonos es mayor al de la bolsa, ello indica que se debe
invertir en acciones, en lo que se conoce como renta variable (en contraste
con la inversión en renta fija que son, en este caso, los bonos).

Indices bursátiles, acciones y bonos.