Indice bursátil IPC (México)

El índice de bolsa IPC es el indicador estadístico que resume el desarrollo del mercado accionario de México.

Las siglas del índice bursátil mexicano IPC significan Indice de Precios y Cotizaciones, y no debe ser confundido con el Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), que es un valor macroeconómico que no tiene relación con el mercado bursátil.

En cuanto a su elaboración, el índice principal de la bolsa mexicana se construye a partir de las variaciones de las cotizaciones de los precios de una selección de acciones balanceada, ponderada y representativa del conjunto de acciones cotizadas en la Bolsa Mexicana de Valores.

En un plano técnico estadístico, la muestra seleccionada para la construcción del IPC mexicano está compuesta por emisoras de distintos sectores de la economía y se revisa cada seis meses (actualmente la componen 36 valores).

Con respecto a la ponderación para el cálculo final, el peso relativo de cada acción se toma en consideración a partir de su valor en el mercado, lo cual significa que –como tantos otros índices bursátiles- el IPC México es un índice ponderado por valor de capitalización.

Este índice bursátil tiene como fecha base el 30 de octubre de 1978 = 100. Se consideran en él 35/36 series accionarias clasificadas como de alta y media bursatilidad, es decir, las más negociadas del mercado tanto por volumen como por importe.

Vale decir que el índice bursátil IPC se construye a partir de las 35 o 36 grandes empresas que cotizan en bolsa con mayor operatoria, y una curiosidad sobre el mismo es que las empresas que pertenecen al millonario de las finanzas Carlos Slim representan el 35,07 de este índice de México.

Todos los índices bursátiles.