Qué es la sobreinversión bursátil y por qué no hay que invertir cuando ocurre

Un interesante tema para aprender, como parte de nuestra educación financiera y bursátil, es el de la liquidez y la sobreinversión que a veces tiene lugar en los mercados accionarios, es decir, las bolsas de valores.
Ocurre que a veces estos mercados se saturan o se encuentran sobreinvertidos. Estamos hablando de la bolsa en conjunto, como un todo, y no de ciertas acciones en particular. Cuando esto ocurre es porque capitales financieros de cierta magnitud han tomado la decisión de invertir allí.
No es este el momento de profundizar al respecto, pero lo que puede llevar a, por ejemplo un gran fondo común de inversión a invertir en un mercado como este es el conocimiento prospectivo de que algunos sectores del país al que pertenece la bolsa tendrán un gran crecimiento, es decir, conocimiento del potencial objetivo de tal sector.
Por regla general, en los libros de análisis bursátil se aconseja no tomar parte de un mercado accionario cuando se encuentra sobreinvertido, pues salvo que se presente una situación excepcional como el ingreso de nuevos capitales de un volumen considerable, el mercado se hace muy estable y permanece mucho tiempo sin cambios significativos, lo que no lo hace una buena arena para invertir.
Algunos autores, como (Krugman, 1998) sostienen que las sobreinversiones bursátiles son uno de los factores causales objetivos que pueden llevar a que se produzca una crisis financiera, cual en su opinión ha sido el caso de lal Crisis Asiáticas.
Como sea, en tales situaciones no resulta en principio recomendable invertir en tales mercados.
Por estas razones siempre es necesario contar con buena información sobre ellos, conocer sus rasgos generales y -por supuesto- estar al tanto de cualquier fluctuación del flujo y liquidez que sean resultado de que fuertes capitales hayan "colocado el pie" sobre alguna bolsa.