Los pasos necesarios para empezar a invertir en bolsa operando con acciones

Si quieres invertir en bolsa y no eres conocedor del mercado accionario, este esquema de los pasos para la inversión en este mercado secundario te será de utilidad.
  1. Conocer qué se va a hacer. Aprender qué es una bolsa de valores, qué tipo de inversión representan las acciones, de qué maneras se puede ganar dinero invirtiendo en ellas, entre otras cosas (que puedes aprender aquí en ElBursatil.com), y conocer información sobre la compañía (o las) en las que has decidido invertir.
  2. Elegir un corredor de bolsa o agente intermediario autorizado del parqué donde esas acciones que nos interesa comprar cotizan. Si te interesan acciones que cotizan en mercados españoles, estos son los autorizados.
  3. Abrir una cuenta de valores con el intermediario bursátil. Hay que averiguar bien cuáles son los gastos y las comisiones que cobra por las diferentes operaciones (y cosas como si cobran por la custodia o no), conocer la trayectoria del agente y asegurarse de contar con buen asesoramiento e información clara por escrito. El mediador bursátil manejará tu cartera y será el medio a través del cual comprarás acciones, venderás y eventualmente cobrarás dividendos, si corresponde al tipo de acción que hayas comprado en el mercado.
  4. Enviar fondos a la cuenta. Es el siguiente paso para tomar protagonismo con tu plan de inversión. De esta manera, el agente estará en condiciones de recibir nuestras indicaciones para realizar operaciones.
  5. Dar órdenes de compra y órdenes de venta al agente de bolsa. Este comprará o venderá las acciones a tu nombre cuando se lo especifiques. Deberás especificar precio y volumen de cada operación, así como plazo de vigencia de la misma. Es decir, por ejemplo que si llegan a cotizar a cierto precio para la compra, entonces el intermediador debe vender cierta cantidad de acciones en tu nombre.

Siglas bursátiles y sobre mercados de valores de España

Tanto instituciones vinculadas con el mundo de la bolsa de valores como mercados de España se suelen presentar bajo una sigla o abreviatura, lo que para quien no conoce lo suficiente puede resultar un pequeño obstáculo.
Por ello, presentamos este listado de siglas bursátiles y abreviaturas relacionadas con las bolsas españolas y los mercados financieros de allí.
AIAF: Asociación de Intermediarios de Activos Financieros (renta fija)
BME: Bolsas y Mercados Españoles
BOE: Boletín Oficial del Estado
CADE: Central de Anotaciones del Mercado de Deuda Española
CECA: Confederación Española de Cajas de Ahorro
CNMV: Comisión Nacional del Mercado de Valores Iberclear Sociedad de Gestión de los Sistemas de Registro, Compensación y Liquidación de Valores
Iberpay: Nombre comercial de la Sociedad Española de Sistemas de Pago (igual a SESP)
LATIBEX: Mercado para valores latinoamericanos en euros
MAB: Mercado Alternativo Bursátil
MEFFCLEAR: Entidad de contrapartida central española para los valores de deuda
MEFF RF: Mercado Español de Futuros Financieros (renta fija)
MEFF RV: Mercado Español de Futuros Financieros (renta variable)
MEFF SA: Mercado Español de Futuros Financieros, Sociedad Anónima
MFAO: Mercado de Futuros del Aceite de Oliva
RENADE: Registro Nacional de Asignación de Derechos de Emisión
SCL Barcelona: Servicio de Compensación y Liquidación de la Bolsa de Valores de Barcelona
SCL Bilbao: Servicio de Compensación y Liquidación de la Bolsa de Valores de Bilbao
SCL Valencia: Servicio de Compensación y Liquidación de la Bolsa de Valores de Valencia
SCLV: Servicio de Compensación y Liquidación de Valores
SENAF: Sistema Electrónico de Negociación de Activos Financieros
SESP: Sociedad Española de Sistemas de Pago (igual a Iberpay)
SIBE: Sistema de Interconexión Bursátil Español

Qué saber sobre los bonos: información relevante antes de invertir en renta fija pública o privada

Los bonos son característicos instrumentos de renta fija, si bien en ciertas circunstancias pueden ser bonos sujetos a tasa variable, también llamada flotante.
Por otra parte, estos instrumentos de inversión pueden haber sido emitidos por un estado nacional o por una compañía privada, pero lo importante para el futuro inversor que está buscando información para tomar una decisión son una serie de variables que están presentes ya desde la emisión y las condiciones que quedan establecidas de acuerdo a la legislación local.
De los bonos la siguiente información, qué expresa las condiciones de validez y especificaciones de emisión en tanto valores de inversión (específicamente instrumentos de renta fija) es lo más relevante:

* Hay que conocer primeramente la fecha de emisión de ese título valor
* La fecha de vencimiento es una de las cosas más importantes que hay que saber, puesto que además de indicar cuándo cobraremos finalmente el dinero que hemos invertido determina el llamado plazo de vigencia.
* El monto por el cual ha sido emitido ese bono
* Debemos saber qué tasa de interés se le aplica
* Todo lo relativo al pago de intereses debe ser asimismo conocido
* Todo lo que se refiere a las amortizaciones
* Tenemos que conocer si los bonos tienen garantía y cuál es la entidad garante
* Es también relevante enterarnos de si pagan intereses capitalizables o no
* Otra cosa a tener en cuenta antes de invertir en bonos es si tienen período de gracia
* Debemos conocer si son amortizables durante el plazo o en el momento en que el bono vence.
* Si la tasa de interés es fija o variable.

Qué es la doble tributación económica internacional respecto de las acciones

En el caso de las acciones de una compañía que cotizan en bolsa, de igual modo que con otras modalidades de inversión, existe la posibilidad de que haya una doble tributación económica internacional también llamada doble imposición.
No se trata de algo muy técnico y esotérico de la profesión de los inversores y realmente es importante saber que existe en algunos casos porque compete a las acciones que, cotizando en la bolsa de un país determinado, son propiedad de alguien que reside en otro estado.
Para los fines del inversor particular, como puede ser usted, puede ser de interés porque a veces -son una opción más- es posible invertir en acciones de otro país, denominadas acciones internacionales, incluso hoy en día utilizando internet: es otra posibilidad, y para la formación de una buena cartera de inversión puede ser un ingrediente muy interesante, tal vez estable si si eligen acciones de grandes compañías establecidas.
Si se está bajo esta condición -mejor dicho si el beneficio que podremos percibir está sujeto a esta condición-, puede ser importante también para el cálculo de nuestros gastos como inversores -algo imprescindible para nuestra formación y para lograr buenos resultados.
Hay doble imposición sobre una renta financiera, como pueden ser los dividendos que una cierta empresa ha decidido repartir entre aquellos de sus accionistas propietarios que tienen efectivamente derecho a cobrarlos, dependiendo del tipo de acción que posean, siempre que la bolsa donde cotiza la compañía y la persona que es beneficiaria de la renta se encuentran en países diferentes.
Si un dividendo económico va a ser repartido por, por ejemplo, una compañía de Estados Unidos de América, que cotiza en alguna de las bolsas de su país, y hay un inversor español -residente en España- que va a percibirlos, entonces sobre esa renta económica corre una doble imposición tributaria internacional.
Es decir, la compañía tributará en USA el correspondiente tributo a la renta que se aplica a las empresas, en tanto que una parte de esa misma renta, esto es, los dividendos que le correspondan al inversor español también pagarán impuestos en el país de residencia de quien los percibe, en este caso España.